Seguidores

miércoles, 26 de octubre de 2011

Conclusión por experiencia

Estoy empezando a creer que la felicidad no en si, como estado emocional no existe, sino que en realidad son momentos que te hacen desconectar de toda la mierda que vives, todos los problemas que son tan extremos que los sufres tú, pero ni tú mismo puedes resolver. Y en esto caigo después de llevar vividos los tres peores meses de toda mi corta vida.



Llevo una temporada de actitud antisocial, no me preocupo por la gente, no me importo ni a mí mismo. Pero también algo que he notado es que pocos se preocupan por mi, aunque parecen desinteresados. No es que duela, que sobro aquí en esta ciudad atascada con las mismas caras ya me di hace cuenta, solo me da rabia de no poder desaparecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario