Seguidores

domingo, 5 de diciembre de 2010

Aburrimiento

Mientras antes digo que lo bueno dura poco, menos me dura la alegría...
Hacia mucho tiempo que no pasaba una tarde encerrado en casa, sin importarle a nadie, sin hacer nada, levantarme comer jugar jugar jugar cenar jugar jugar, tumbado todo el día pufff que asco. La única diferencia esta vez, ha sido que no he tenido preocupaciones, me explico, no he pensado en nada malo que me haya pasado nunca, aun así sigue siendo un día de mierda, en dos días he pasado como de rico a pobre, de tener amor a ser odiado, de alegre a amargado....


"Mañana sera otro día, otro día igual."

2 comentarios:

  1. bueno....yo llevo asi semanas
    cada uno hace con su vida lo que quiere...menos quejarte y mas a la puta calle
    xD

    ResponderEliminar